Semana Santa en Cusco

¿Deseas saber más?
¡Chatea ahora! ¡Llámanos ahora!
Comparte la noticia:
Disponible también en:

La Semana Santa en Cusco inicia el lunes 30 de marzo con la procesión del Señor de los Temblores. El Taitacha Temblores, denominación en quechua, es un Cristo crucificado de color cobrizo con facciones indígenas, cuyo cuerpo yace lánguido en una cruz. Quien lo ve siente en su pecho la plena identificación con un Jesús Andino.

Señor de los Temblores

En las ventanas de las casas, por donde pasa la efigie, se colocan refinadas piezas de tapicerías aterciopeladas con franjas de oro, telas y alfombras brillantes, que las familias reservan especialmente para esta ocasión.

Mientras que otros fieles junto a los canticos de las Ch’ayñas (mujeres mayores que año tras año brindan cánticos sagrados con mucha fe y devoción) lo acompañan seis horas en su recorrido por la Plaza de Armas del Cusco y calles adyacentes. La parte culminante comienza cuando la santa efigie, en los hombros de las cuadrillas de cargadores, otorga la bendición a los asistentes. En medio de la luz tenue se puede observar feligreses de rodillas y rostros de mujeres por donde surcan gruesas lágrimas pidiendo perdón.

En el Viernes Santo acontece el encuentro de las andas del Cristo en el Santo Sepulcro que sale del Templo de La Merced y de la Virgen Dolorosa.

Santo Sepulcro

La costumbre es degustar doce platos típicos distintos que aluden a los doce discípulos de Cristo, estas incluyen desde variadas sopas y potajes hechas en base a productos andinos ya sea de pescado seco, trigo y olluco, hasta los deliciosos postres como los guisados de frutas, el arroz con leche, las empanadas cusqueñas, condesas, los suspiros, el pan torta y pan costra entre otros.

Empanada Cusqueñas

La Semana Santa llega a su fin el Domingo de Resurrección. Luego de la procesión y de la celebración de la misa.

Español